Experiencia de trabajo en IMC Vida Silvestre por Mariana Martinez

15-Abr-2020

La ecóloga Mariana Martínez nos comparte su experiencia de trabajo en IMC Vida Silvestre en el monitoreo de aves migratoria de Pastizales en Chihuahua

Colaborar con IMC vida silvestre A.C. fue una experiencia enriquecedora; de una manera integral pude percatarme de la importancia de asociarse con ganaderos, puesto que ellos son parte fundamental para la conservación de los pastizales

 

Observación de aves en Valles Centrales, Chihuahua.

Ecol. Alba Mariana Martínez González.

En el invierno pasado del presente año, tuve la oportunidad de participar como técnica de campo en el monitoreo invernal de aves migratorias que IMC vida silvestre A.C. ha realizado ya por varios años en colaboración con Bird Conservancy of the Rockies, en pastizales prioritarios para la conservación en el Estado de Chihuahua.

Una de las actividades principales era recorrer transectos de 500 m. con el propósito de registrar todas las aves que lográramos avistar. Pudimos observar una infinidad de gorriones como el gorrión garganta negra (Amphispiza bilineata), parvadas de gorrión alas blancas (Calamospiza melanocorys), gorrión corona blanca (Zonotrichia leucophrys), gorrión cola blanca, entre muchos otros más. También pudimos encontrar especies focales como el gorrión de Baird (Centronyx bairdii), gorrión chapulín (Ammodramus savannarum), y la bisbita llanera (Anthus spragueii), estas de gran importancia por ser consideradas especies cuyas poblaciones se encuentran en declive, por diversos factores.

En las mañanas no faltaba el canto de las tortillas con chile (Sturnella magna), el rascador cola verde (Pipilo chlorurus), el cuicacoche pico curvo (Toxostoma curvirostre) y el centzontle norteño (Mimus polyglottos) que nos llegaba a confundir con la variedad de cantos que emite. Desplazandonos por sitios cubiertos de hierbas anuales como son los pastos navajitas (Bouteloua sp.), zacate africano (Eragrostis lehmanniana), zacate popotillo (Bothriochloa barbinodis), que en conjunto resaltaban color dorado que reflejaban con el sol. Los arbustos sirviendo de percha para los energéticos y alegres gorriones pálidos (Spizella pallida) y muchas aves más. Definitivamente un deleite para el ojo y para el oído.

La observación de aves es un trabajo que requiere dedicación, paciencia, estar siempre alerta, por la rapidez de las aves que pasan a tu alrededor, y mucha práctica para volverse habilidoso en la identificación; pero, sobre todo, requiere de pasión, para nunca dejar de maravillarse de las hermosas aves que albergan en estos ecosistemas, residentes, migratorias, comunes y otras raras. Encontrarse con el águila real (Aquila chrysaetos) sobrevolando por el cielo sin duda es una experiencia muy gratificante. No hay que perder el enfoque que ellas son indicadores del estado de un ecosistema, su presencia y ausencia nos alertan de cambios (benéficos y dañinos). Los pastizales son de suma importancia para la conservación de distintas especies de flora y fauna, desafortunadamente son ecosistemas muy vulnerables y amenazados principalmente por factores antropogénicos.

 

Colaborar con IMC vida silvestre A.C. fue una experiencia enriquecedora; de una manera integral pude percatarme de la importancia de asociarse con ganaderos, puesto que ellos son parte fundamental para la conservación de los pastizales, ya que son uno de los principales usuarios de las tierras silvestres. Asimismo, el adquirir conocimiento sobre la flora que alberga en los sitios visitados, me ha permitido conocer el potencial que tenemos para aprovechar estos ecosistemas, así como lo que se necesita para mantener salud del suelo y las condiciones necesarias para la preservación de las aves (alimento, percha, refugio, etc.). El manejo de la información de manera integral es la mejor vía para hacer perdurable cualquier acción viable para la conservación.


Agradezco a cada uno de mis compañeros que me permitieron aprender de ellos. Una experiencia enriquecedora y noble.

Compartir artículo: